¿Inversión o gasto?

Una de las pocas cosas de las  que tenemos certeza en la vida es que el dinero y su manejo va  a ser una constante en nuestro día a día, y entre más rápido nos familiaricemos con los conceptos, más rápido podremos encontrar la tan ansiada y famosa libertad financiera.

Tabla de contenidos

Entender sobre finanzas personales cada vez es más necesario en este mundo actual, pues su manejo forma parte de las habilidades que debemos desarrollar para nuestro crecimiento, tanto o más que saber ocupar una computadora o saber conducir un auto.

Muchas veces se nos acercan preguntando qué decisión tomar sobre su dinero, pero una de las cosas que nos gustaría recalcar es que las finanzas personales son decisión de cada quién.

Una de las pocas cosas de las  que tenemos certeza en la vida es que el dinero y su manejo va  a ser una constante en nuestro día a día, y entre más rápido nos familiaricemos con los conceptos, más rápido podremos encontrar la tan ansiada y famosa libertad financiera.

En la mayoría de los hogares el tema del dinero es un tabú, incluso más grande que hablar del sexo o de la muerte, adicionalmente en México y América Latina no es una materia que nos haya sido enseñada en la escuela, por lo que, si no tuvimos una guía en el seno familiar, replicamos los comportamientos que vimos en los adultos que nos rodeaban y muchas veces esa mala administración/mala relación con el dinero la perpetuamos.

De las primeras cosas que tenemos que tener claras son los conceptos y las diferencias entre inversión y gasto.

Tanto en el ámbito personal como empresarial los conceptos son los mismos y su aplicación es bastante parecida, pero como siempre decimos, no se puede correr sin antes aprender a gatear por lo que, empecemos por el principio:

¿Inversión o gasto?

¿Cómo podemos identificarlos y diferenciarlos?

De acuerdo al sitio Economipedia, un gasto o egreso es el consumo de un bien o servicio a cambio de una contraprestación, que suele hacerse efectiva mediante un pago monetario.

Y una inversión es una actividad que consiste en dedicar recursos con el objetivo de obtener un beneficio de cualquier tipo.

Ahora bien, si después de leer estos términos no te queda claro, intentaré simplificarlo para que podamos avanzar juntas.

En otras palabras, implica que en ambas situaciones se realiza una salida de dinero… ¿pero cuál es la diferencia?

La  principal diferencia entre un Gasto y una Inversión, es que el Gasto no genera beneficios (retorno). En cambio, el realizar una Inversión debe generar beneficios futuros.

A través de la Inversión esperaré algo a cambio de mi dinero.

Ya sea:

  • Ganancia.
  • Crecimiento.

En otras palabras:

  • Retorno.

En cambio a través del Gasto, solamente consumo.

  • No obtengo una ganancia.
  • No hay crecimiento.

Y como consecuencia:

  • No hay retorno.

Por ejemplo, el dinero que usas para pagar la renta o los servicios es un gasto, y aunque es necesario, es dinero que sale  y no se recupera. Es diferente cuando empleas dinero para la compra de un auto que pondrás a trabajar en una aplicación o plataforma de transporte, generando una ganancia.

Por lo tanto, la Inversión se asocia con la compra de un bien o un activo financiero, con la esperanza de obtener un extra ya que con ella estamos arriesgando nuestro dinero y recibimos una compensación.

¿Puede un mismo elemento ser en unos casos inversión y en otros ser un gasto?

Si, esta situación es posible que se pueda dar, y dependerá de la actividad de la persona o empresa para calificar la adquisición de ese bien, ejemplo:

La compra de una computadora, por citar un caso, será una inversión para una persona y/o empresa si lo va a usar como herramienta de trabajo: es un bien que le va a producir utilidad por un período de tiempo superior al año.  Sin embargo, si esa misma persona o empresa se dedica a la venta de computadoras, no se  estaría tratando de una inversión sino de un gasto, en concreto una “compra de mercancía”, porque su destino final es la reventa de este artículo.

También existen gastos que a la larga se convierten en inversiones, por eso es importante tener bien en claro ambos términos.

Es posible que lo que originalmente se consideró como un gasto, evolucione en una inversión, sobre todo, en el ámbito laboral, como ejemplo podemos mencionar una cafetería, la cual al principio puede rentar sus equipos (máquinas cafeteras) lo cual es un gasto y al mismo tiempo es una inversión pues producen el café que venden (habiendo un retorno del dinero).

Aparte existe (en este ejemplo), la posibilidad de adquirir el equipo, haciendo que ésta máquina produzca una utilidad a la empresa por más de un año y, por lo tanto, formar parte del activo.

Es posible invertir nuestro dinero en un sinfín de cosas, desde algo inmaterial como la educación hasta activos financieros como las acciones, los bonos o los fondos de inversión.

Las finanzas son un tema que merece toda nuestra atención y son verdaderamente apasionantes, por lo tanto, el familiarizarnos con conceptos como gasto e inversión es de mucha ayuda. 

En conclusión…

Ahora podemos comprender que el gasto es un desembolso de dinero que no es posible recuperar; en cambio, la inversión aunque también es un desembolso de dinero, éste si se puede recuperar en el futuro,  de una manera u otra, es la expectativa al momento de invertir.

Ambos conceptos podemos presupuestarlos  para que nos permitan lograr nuestras metas, sólo es cuestión de conocer nuestras necesidades particulares y hacer una estrategia acorde a ellas.

Antes de hacer un desembolso es importante que identifiques si se trata de un gasto o una inversión, y en el caso de esto último que investigues a consciencia los instrumentos para este fin, así como que te asesores de verdaderos expertos en la materia, pues como decíamos en un inicio, las finanzas son personales y cada perfil es particular, por lo que no necesariamente lo que le acomode a una persona será lo indicado para ti.

Comparte este post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otros artículos

Desarrollo Personal

Transiciones en la vida

Existen momentos en que tu crecimiento personal, el aprendizaje o una crisis hacen que cambie la vida, pues eso es la vida, no es estática y tiene muchas formas, colores, momentos.

Leer más
Salud

¿Depresión y Finanzas?

La depresión afecta a 300 millones de personas en el mundo. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, el 5% de las personas adultas en el mundo padecen esta enfermedad y afecta mayormente a las mujeres causando incapacidades, ya que altera las actividades escolares, laborales y familiares de quienes la padecen; y, de quienes están alrededor (OMS, 2021).

Leer más

¿Quieres mejorar tus finanzas?

Agenda una asesoría personalizada